El famoso Cri Cri ahora eléctrico

Viernes, 03 de Septiembre de 2010 18:55 Antonio Camarasaltas
Imprimir

 cricri

No hace mucho que empezó la carrera por motorizar a los coches con energías "verdes" y más concretamente con motores eléctricos.

Pues no solo con los coches, si no que también se ha investigado con aviones solares, pequeños aviones eléctricos y ahora le llegó el turno al Cri Cri. Pero el problema es el mismo que con los coches, buenas prestaciones, mucho más silencioso pero... la dichosa autonomía es el gran lastre. 

 

Este es sólo el comienzo, todavía nos queda mucho por aprender

París/Le Bourget, 2 de septiembre de 2010 - El avión Cri-Cri, un aparato completamente eléctrico desarrollado por EADS Innovation Works, Aero Composites Saintonge y la asociación Green Cri-Cri, llevó a cabo su vuelo inaugural oficial el pasado jueves en el aeropuerto de Le Bourget cerca de la capital francesa. Cri-Cri, el primer tetramotor completamente eléctrico jamás construido, fue presentado por primera vez en el Salón de la Aviación Verde en Le Bourget el pasado mes de junio.

 

"El aparato se desplaza con suavidad y es mucho menos ruidoso que un avión con propulsión convencional", comentó Didier Esteyne, el piloto que voló el aparato completamente eléctrico Cri-Cri. "Este es sólo el comienzo, todavía nos queda mucho por aprender. Las maniobras acrobáticas podremos empezarlas tras realizar cinco horas de vuelo y 15 aterrizajes".

 

"Cri-Cri es un demostrador de bajo coste que sirve para integrar sistemas basados en tecnologías eléctricas a fin de apoyar proyectos como nuestro concepto de propulsión híbrida para helicópteros", declaró Jean Botti, Director Técnico (Chief Technical Officer) de EADS. "Esperamos obtener con él mucha información útil sobre este proyecto". En un futuro cercano, las baterías no serán capaces de propulsar aviones de gran tamaño.

 

El uso simultáneo de estas innovaciones tecnológicas no agresivas con el medio ambiente confiere, por otra parte, un rendimiento nuevo al Cri-Cri: 30 minutos de autonomía a 110 kilómetros por hora en vuelo de crucero, 15 minutos de autonomía en vuelo acrobático (con picos de velocidad de 250 km/h) y una velocidad ascensional de aproximadamente 5,3 metros/segundo.